Vamos a daros, desde Corbarella, unas reglas, ideas y consejos sobre cómo llevar con estilo el nudo doble de tú corbata.
El nudo doble no más que el nudo simple pero más amplio. Se le da una vuelta más alrededor de la pala estrecha de la corbata, para así enrollarla dos veces a la parte ancha. Su aspecto es más abultado y grande.

¿Qué podemos contarte de este particular nudo?

Con el nudo doble es importante tener en cuenta varias cosas.

En primer lugar que la tela de la corbata no sea muy gruesa o voluminosa, ya que quedaría rara. Para hacer el nudo doble de corbata intenta escoger la corbata con un diseño moderado, ni muy ancha ni tampoco con demasiado cuerpo.

La tela de la corbata mejor de materiales suaves o finos, por ejemplo seda. Además preferiblemente que la parte o pala estrecha la corbata, se larga, de esta forma facilitamos liarla alrededor del tramo estrecho.

Algunos prefieren corbatas muy estrechas, tipo slim. No resultan muy antiestéticas con este nudo doble, ya que le da un mejor empaque a la corbata pero en nuestra opinión quedan más graciosas y estilosas si es de tamaño medio.

En segundo lugar, hay que observar el cuello de la camisa al que se le pretende colocar este tipo de nudo. Aunque se diga que es válido y combinable con cualquier cuello de camisa, desde Corbarella te aseguramos que no es del todo cierto.

Queda estupendo y es lo más idóneo, si la camisa es de cuello largo y ancho, pues este nudo requiere y necesita algo de holgura, en definitiva espacio. La explicación es muy sencilla, al llevar un cierto grosor el nudo de tu corbata, darás más relevancia al nudo que has hecho, en vez de al conjunto armónico que debes crear entre cuello y camisa.

Por tanto hay que acordarse siempre, que si llevas camisas con cuello estrecho y corto, puedes meterle un nudo no abultado, por ejemplo un nudo simple. Y si quieres ponerte una camisa con cuello amplio y largo, un nudo doble va bien.

En último lugar considera el cuándo, cómo,  por qué y para qué momento quieres utilizar este nudo doble de corbata. Si quieres dar a tu aspecto un toque formal, responsable y elegante, es uno de los tipos de nudos protocolarios, más fáciles de hacer, darás protagonismo a tu corbata, te sentirás atractivo y quedarás fenomenal en reuniones o eventos de negocios.

Otras puntualizaciones en  referencia a los nudos dobles

Si tienes una corbata muy estrecha, larga, o bien con material o tejido demasiado fino, la estrategia es usar un nudo doble para atarte la corbata. El resultado es que se acorta la longitud de la prenda dando más empaque y volumen al nudo.

Existen tantos tipos de nudos para atarse la corbata que a veces resulta extremadamente complicado elegir cuál de ellos es favorable a tú constitución y aspecto físico.

Para elegir el nudo del que estamos hablando, cuál es mejor, más favorecedor y con qué traje sienta mejor te diremos lo siguiente:

Con trajes tipo slimfit no se te ocurra ponerte nudo doble, si no uno sencillo y si eres delgado, mejor que mejor. Tu aspecto se verá juvenil.

Si por el contrario eres de naturaleza corpulenta, con un cuello ancho, usa un nudo doble para hacerte la corbata ya que si te haces un nudo sencillo tu corbata parecerá pequeña en comparación con tu figura. Este nudo es también adecuado para los hombres de estatura media-baja.

Esto es todo, hasta el próximo post.

Y no olvides nunca nuestro eslogan:

¡Ten tu corbata favorita siempre impecable! Protégela con nuestros protectores de corbata Corbarella.

Comparte este artículo