Este post va destinado a todos aquellos caballeros que alguna vez, cuando menos se lo esperan, en el momento menos apropiado, se encuentran con la típica mancha en la corbata mientras están comiendo.

Es un verdadero incordio que vayas trajeado todo elegante y que tu preciosa corbata sea un imán para las manchas. El problema surge por no saber qué hacer con esa mancha.

Desde Corbarella te aseguramos que por muchos remedios caseros que intentes para ponerle arreglo a esa maldita mancha e incluso, si llevas esa corbata a la tintorería, nunca te quedará igual.

Para que una corbata manchada quede realmente bien habría que descoserla, quitarle el relleno y limpiar la seda, para después volverla a coser.

¿Cuál es la mejor opción que puedes encontrar para evitar las manchas en la corbata?

Pues realmente es tan sencillo como cubrir tu corbata durante la comida con el protector para corbatas Corbarella.

Solamente tienes que solapar nuestro protector sobre la corbata y olvidarte de las manchas.

Ya no necesitas esconder tu corbata dentro de la camisa, echártela por encima del hombro, ponerte un alfiler o pisa corbata, pues con nuestro protector de corbata te sentirás cómodo, sin perder la elegancia, a la hora de comer con traje y corbata.

¿Y si no has protegido la corbata debidamente?

Si todavía no conoces el protector de corbata Corbarella, voy a enumerarte los distintos métodos caseros que se suelen utilizar alegremente por muchos de vosotros, cuando ya tenéis presente esa maldita mancha en la corbata.

  • Frotarla mancha con el pañuelo de bolsillo que se lleva a mano o bien hacerlo con una servilleta.
  • Emplear quitamanchas tradicionales como, por ejemplo el Cebralín, toallitas específicas para limpiar corbatas e incluso a veces hasta usáis las toallitas de bebé.
  • Frotar con agua directamente la mancha.
  • Cubrir el lamparón con polvos de talco o maicena.

Esto está muy bien, pero si no quieres perder el apresto y brillo original de esa corbata favorita que consideras insustituible, no has conseguido nuestro protector Corbarella y no te queda más remedio que intentar salvar esa corbata, te damos unos consejos.

¿Qué no debes hacer con esa mancha de corbata para mantenerla decente y perderla del todo?

  • Revisa, antes de utilizar cualquier fórmula milagrosa, la etiqueta para ver el tipo de tela que tienes que tratar.
  • Intenta siempre tratar esa mancha de forma inmediata. Será más fácil quitarla.
  • Nunca debes lavar una corbata en la lavadora.
  • Nunca frotar la mancha directamente con un trapo y agua.
  • Los quitamanchas dejan restos secos alrededor de la mancha y el relleno se suele dañar. Ten cuidado, revisa el tipo de tejido y pruébalo en una esquina
  • Cuidado con las toallitas, tienen demasiada concentración alcohol y dejan cerco.
  • Si le das agua del grifo a las corbatas de seda, las dañas fácilmente y además extienden la mancha. Si estás apurado, utiliza agua con gas dando pequeños toques a la mancha, con cuidado de no frotar la tela.

Desde Corbarella ponemos nuestro granito de arena para ayudarte día a día.

Y no olvides nunca nuestro eslogan:

¡Ten tu corbata favorita siempre impecable! Protégela con nuestros protectores de corbata Corbarella.

 

 

 

Comparte este artículo